Nueve vinos naturales que deberías probar

Zumo de uva y nada más que uva, sin absolutamente ningún añadido, y también sin quitarle nada ni filtrarla: esto es lo que podemos encontrar en un vino natural. Vinos sin sulfitos añadidos -que no es que sean malos en la concentración que se usa en el vino, pero estos no los llevan-, cultivados de manera respetuosa con el medio ambiente, singulares y comprometidos con su entorno y el resto de productores. El vino natural sobre el papel es una buenísima idea, pero cualquiera que haya probado uno elaborado con poca gracia sabrá que en la práctica no es tan fácil: puede tener matices entre sidra y quitaesmaltes y la textura del agua de haber fregado un after.

Por eso hemos recurrido a nuestro comité de expertos vineros, más necesario que nunca para que no caiga uno malo en nuestra copa y no perdamos la confianza en este tipo de elaboración. Algunos de los seleccionados no son vinos precisamente baratos, porque casi todos son de pequeña o pequeñísima producción. Pero tampoco están pensados para tomar a diario: son más bien para un momento especial, como ese capricho que te das para celebrar un cumpleaños, una buena noticia o simplemente la vida.

1495816521_516176_1495816911_noticia_normal

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>